December 27, 2022

Días de nieve, algunos consejos para evitar la depresión invernal

Aaah, el frío, la nieve, el chocolate caliente, las vacaciones… el sueño de muchos. Simplemente, no el de todos, y está bien.

Durante los últimos años ha habido muchos amigos de diferentes orígenes que han compartido con nosotros cómo los días de nieve no vienen necesariamente asociados con el concepto de “felicidad”.. Esto se debe a varias razones, puede ser porque no crecieron con la nieve y no les gustan los deportes de invierno (además, suelen ser un poco caros), o simplemente porque estaban acostumbrados a un ambiente diferente y a una temperatura más caliente durante el invierno. (Algunos países de América Latina están en verano durante Noviembre-Diciembre). Si son inmigrantes viviendo en otro país, probablemente extrañan sus tradiciones y el encuentro con sus seres queridos. Pero también hay una gran probabilidad de que sufran de lo que aquí llamamos los “Winter Blues”. El no es solo un gran nombre para una canción de jazz, sino un tipo de depresión causada por el invierno.

La depresión invernal (comúnmente conocida como Winter Blues) ha sido médicamente llamada "Trastorno Afectivo Estacional" (SAD, por sus siglas en inglés o TAE, en español). Su existencia tiene que ver con la falta de luz de día. Dado que el invierno tiene menos horas de luz, nuestro cuerpo produce un exceso de melatonina (que es la hormona del sueño), provocando en algunas personas una fuerte sensación de lentitud y pérdida de interés en las actividades que normalmente disfrutan. También es importante reconocer que el TAE no solo afecta a los adultos, sino que puede afectar a personas de cualquier edad (sí, incluso a los niños).

Si estás pasando por un caso de Winter Blues o conoces a alguien que lo está, aquí hay algunos consejos de expertos que pueden ayudar. 

  1. Bebe una taza de chocolate caliente. Esto suena casi a broma, pero médicos especialistas en nutrición como Susan Kleiner, PhD, RD, explican que tomar esta bebida por la tarde nos ayuda a dormir y que debido a sus componentes (proteínas, carbohidratos y vitamina D) puede ayudar a nuestro cuerpo aumentar los niveles de serotonina. La serotonina, también conocida como una de las hormonas de la felicidad, es un neurotransmisor que hace que nuestro cerebro y nuestro cuerpo se sientan bien.
  2. Busca la luz del día. Puede que haga un poco de frío, pero un poco de sol definitivamente te hará sentir mejor. Intenta salir a dar un paseo ligero bajo el sol. Si realmente no quieres salir, busca un lugar en tu casa que tenga luz natural. Siéntate allí un rato y disfruta.
  3. Come más saludable. Sí sabemos que esta época es uno de los momentos más difíciles para evitar los alimentos reconfortantes. Y no se trata de evitarlos a toda costa, se trata de encontrar el equilibrio. Llevar una buena alimentación puede aportarnos la cantidad adecuada de nutrientes que potenciarán nuestra energía.
  4. Ejercita un poco. Hacer que nuestro cuerpo se mueva crea antidepresivos que te harán sentir mejor. ¡Pruébelo durante al menos 20 minutos!
  5. Considera hablar con un terapeuta. Es completamente natural y está bien hablar con una persona profesional que pueda ayudarnos con nuestros sentimientos. ¡Eres importante! 💜
  6. Haz una lista de actividades para tu día. Tener planes e ir marcándolos como hechos poco a poco a lo largo del día es una experiencia gratificante.
  7. ¿Cuál es tu película favorita? ¿Hay alguien que definitivamente te hará reír? Ya sea que esa persona sea un personaje ficticio o real, haz tiempo para un momento feliz en tu día.
  8. Mantente abrigad@. Usa la cobija más cómoda y calientita que tengas, (puede ser la del tigre), toma una bebida y un plato de comida caliente. Mantenernos abrigados puede ayudarnos a vencer el TAE.