March 29, 2023

Cómo cambiar una llanta (10 pasos fáciles con imágenes)

A veces se nos olvida que tener una llanta ponchada nos puede pasar en cualquier momento. 

Pero en lugar de preocuparnos por dónde nos podría agarrar esta situación, siempre podemos estar preparados por si acaso. A continuación te compartimos una guía fácil y paso a paso que te ayudará a recordar o aprender el proceso. ¿List@?

1. Busca un lugar seguro donde puedas trabajar (si puede, que sea un lugar con el piso nivelado). Esto puede ser al costado de la carretera o en un estacionamiento cercano. Una vez que te estaciones, pon el freno de mano y enciende las luces intermitentes.
Nota: si estás en una colina, coloca un objeto pesado (podría ser un tronco o una roca) en la dirección hacia la que podría rodar el automóvil.

2. Localiza el manual del propietario de tu auto y la llanta de refacción, luego saca tus herramientas. Ahora es momento de observar tus llantas.

Algunos autos tienen los birlos/ las tuercas expuestas, pero hay otros modelos que las tienen escondidas detrás de un embellecedor (protector de plástico). Si hay un tapacubos o embellecedor, afloja los tornillos de plástico y retíralo. Luego, con una llave de tuercas, afloja algunas de las tuercas/birlos. ¡No las quites todavía!

3. Localiza el gato de tu coche. Como no todos los modelos son iguales, el manual del propietario te dirá dónde colocar correctamente el gato, normalmente es debajo del marco. Una vez que esté listo, usa el gato girando en el sentido de las agujas del reloj para levantar tu auto. Para cuando tu llanta no toque el suelo.

4. Retira todos los birlos/tuercas de la rueda con la llave de tuercas o con la mano. (Recuerda que ya los has aflojado).
*Recuerda izquierda = Afloja

5. Luego retira el neumático desinflado tirando hacia ti.

6. Monta la rueda de repuesto con los agujeros y tornillos alineados y empuja la rueda.

7. Atornilla las tuercas/birlos de las ruedas con la mano (gira las tuercas hacia la derecha).

8. Baja tu auto usando el gato en sentido contrario a las agujas del reloj. A continuación, retira el gato.

9. Una vez que tu auto esté de nuevo en el suelo, usa la llave de tuercas para apretar cada uno de los birlos/tuercas.

10. ¡Listo! Si puedes, revisa la presión de aire de la llanta que acabas de colocar en la gasolinera más cercana a donde estás.

Recuerda que las llantas de repuesto no están hechas para reemplazar un neumático, te ayudarán a solucionar un problema temporal. En cuanto puedas conduce hasta la tienda de neumáticos más cercana para reparar tu llanta vieja o reemplazarla por una nueva. Esperamos que te haya servido este blog, ¡recuerda que en OCHO estamos para ayudarte!

Nota: algunas cotizaciones de seguros de auto vienen con cobertura de asistencia en carretera, el cual puede ayudarte en caso de pinchazo/ una llanta ponchada. Para explorar las cotizaciones de seguros de automóviles, haz clic aquí.